TESTIMONIO RECIBIDO, VÍA INTERNET, EL 10 – 7 - 2005

Me llamo Ricardo, y quiero dar testimonio de un hecho que me ha ocurrido
en Prado Nuevo el sábado día 2 de Julio del 2005.

Ese primer sábado de mes, asistí al rezo del Santo Rosario, en Prado Nuevo.

Me emocionó la espiritualidad que allí se respiraba, verdaderamente me emocioné.

Debo confesar que llevaba unido a una mujer divorciada, en amancebamiento,
durante más de dos años. Y fue allí, en Prado Nuevo, donde descubrí que estaba
viviendo en pecado.

Al llegar a casa, cogí sus maletas, y la invité a abandonar mi casa.

Ahora soy un hombre nuevo. Gracias.

RICARDO.